Calçots frescos

Referencia: CAR

\cCalçot\c viene del hecho de que en su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial (\ccalçar la terra sobre la planta\c). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 20 a 25 cm
Se consumen los tallos jóvenes y se puede hacer entre el final del invierno y principios de la primavera. El calçot forma la base de las populares calçotades que se celebran en Cataluña, que se han convertido en una fiesta en la que se consumen asados preferiblemente sobre la llama viva de \credoltes de ceps\c (sarmientos de vid). No hay que esperar a que se haga brasa, que es como se asaría la carne. Una vez hechos, cuando las capas exteriores están negras, entreabiertas y echan una especie de espumita, se envuelven en grupos de 25 aproximadamente en varias hojas de papel de periódico y se dejan como mínimo una media hora para que acaben de cocerse con su propio calor. Se comen pelando las capas exteriores y untando el calçot en una salsa denominada salvitxada o también con salsa de romesco.
Al tratarse de brotes de cebolla, sus propiedades nutritivas son las mismas, es decir, tiene un amplio contenido de vitaminas y minerales. Además, se le atribuyen propiedades diuréticas, tonificantes, digestivas y afrodisíacas.

  6,83€ Iva incluido precio por kilo

Entrega 1 días
- +

Opiniones

Tiene que ser usuario registrado para poder opinar